domingo, 17 de abril de 2016

La leyenda de Moby Dick es cierta

La idea de que un cachalote puede utilizar su enorme cabeza como un ariete para hundir barcos ha sido muy debatida por lo menos desde que Moby Dick se publicase en 1851. La investigadora de la Universidad de Queensland Olga Panagiotopoulou, que forma parte de un equipo internacional que investiga esta teoría, dice que la evidencia científica sobre el fenómeno ha sido escasa.

"La frente del cachalote es una de las estructuras más extrañas del reino animal", según Panagiotopoulou, experto en la anatomía, la biología del hueso y la mecánica de grandes animales, incluyendo elefantes y primates no humanos. "Internamente, la frente de la ballena se compone de dos grandes sacos llenos de aceite apilados uno encima del otra, conocidos como el órgano de esperma de ballena y los sacos de desechos. El aceite de esperma de ballena en el órgano superior era el objetivo principal de la industria de la caza de ballenas en el siglo XIX".

Panagiotopoulou subraya que las cabezas de cachalote macho son mucho más grandes que los de las hembras. "Esa diferencia entre los sexos se encuentran comúnmente en especies en las que los machos luchan para competir por las hembras," dijo.

Un ballenero del siglo 19 propuso originalmente la controvertida hipótesis sobre la función de ariete de la cabeza de cachalote, capaz de hundir embarcaciones con una masa cuatro o cinco veces mayor. "Después de que un gran macho embistió y hundió su barco en el Pacífico en 1820, el ballenero Owen Chase describe la cabeza de la ballena como admirablemente diseñada para este modo de ataque", dijo Panagiotopoulou en un comunicado.

"La teoría jugó un papel decisivo en la inspiración de la novela de Herman Melville Moby Dick, pero hasta nuestra investigación, su viabilidad mecánica nunca había sido abordado", ha reconocido la investigadora. "La comunidad científica ha recibido la hipótesis del apisonamiento con renuncia. Esto se debió principalmente a que la parte frontal de la cabeza del cachalote alberga estructuras anatómicas sensibles que son esenciales para la comunicación entre el sonar de las ballenas, y que estaría en peligro en caso de ataque. Además, no muchas personas en realidad habían observado embestidas de cachalotes".

Los investigadores del nuevo estudio quedaron intrigados y fascinados tras recibir un informe de un piloto y conservacionista que documentó ver cachalotes embistiendo mientras volaba sobre el Golfo de California.

El equipo de investigación interdisciplinario de Australia, el Reino Unido, los EE UU y Japón utiliza principios de ingeniería de estructuras y modelos informáticos para probar cómo la cabeza del cachalote podría soportar impactos apisonando.

Panagiotopoulou dijo que la investigación mostró que los eventos de hincado de ballena potencialmente podrían causar fracturas fatales. "Sin embargo, nuestros resultados muestran que las particiones del tejido conectivo dentro del saco de desechos de la frente del cachalote pueden funcionar como un amortiguador" dijo.

"Este mecanismo es importante para reducir el estrés impacto y proteger el cráneo del impacto. La ventaja mecánica de la estructura del saco de desechos puede ser el resultado de la selección y adquirió rasgos relacionados con el comportamiento agresivo de varón a varón," dijo. La investigación se publica en la revista de ciencias biológicas y médicas PeerJ.


Fuente:

20 Minutos

martes, 12 de abril de 2016

La misteriosa esfera gigante


Una inmensa bola de piedra descubierta en Bosnia podría ser la mayor esfera tallada nunca por manos humanas, según el arqueólogo bosnio Semir Osmanagic. Descubierta en un bosque cerca de la ciudad de Zavidovici, kilómetros al norte de Sarajevo, entre la capital bosnia y Tuzla, la esfera en cuestión posee entre 4 y 5 pies de radio, un peso estimado en 35 toneladas, y un contenido en hierro "extremadamente alto". Cientos de turistas de todo el mundo han acudido a visitarla, pero los orígenes de la bola son todavía inciertos. Las opiniones continúan divididas, y el misterio está aún por resolver.

El doctor Osmanagic cree que la inmensa esfera prueba la existencia de una civilización avanzada que se remontaría a más de 1.500 años atrás. Según su colega investigador, el doctor Sam Osmanagich, la región solía tener muchas más esferas iguales hasta bien entrado el siglo XX. Aparentemente, muchas resultaron destruidas en los años 70 por los rumores de que escondían oro en su parte central.

El doctor Osmanagic, conocido como el 'Indiana Jones bosnio', protagonizó grandes titulares de prensa en el 2005 al asegurar que un grupo de colinas del mismo valle bosnio de Visoko eran en realidad un yacimiento de antiguas pirámides conectadas por una red de túneles subterráneos.

Aunque tales revelaciones provocaron entonces incredulidad y todo tipo de burlas, el Gobierno bosnio dio apoyo financiero para excavar en la región. Nedzad Brankovic, primer ministro en aquella época, defendió su actuación: "Nos dijeron que el mundo se reía de nosotros... pero ningún Gobierno en el mundo permanecería en silencio sobre cosas que son positivas".

Anthony Harding, presidente de la Asociación Europea de Arqueólogos, describió la excavación de Visoko como una "total absurdidad", y añadió: "Hay arqueología genuina en la colina y me han dicho que es medieval, posiblemente de la edad de bronce o romana. Pero la especulación de que podría haber una estructura de 12.000 años de antigüedad debajo es una completa fantasía y cualquiera con conocimientos básicos de arqueología o historia debería reconocerlo".

En el 2016, los disconformes con esa teoría volvieron a hacer cola en la zona para hacer agujeros en lugar de grandes afirmaciones. Sobre la esfera de Zavidovici, Mandy Edwards, investigador de la Escuela de Ciencias Terrestres, Atmosféricas y Medioambientales de la Universidad de Manchester, señaló que la roca podría haber sido formada, en lugar de por el hombre, por la "precipitación de cemento mineral natural dentro de los espacios abiertos entre los sedimentos granos".


Fuente:
El Periódico

jueves, 7 de abril de 2016

Las gemelas silenciosas

“Una vez fuimos dos / Las dos éramos uno / No fuimos más dos / Uno a través de la vida / Descansa en paz”.

Este es el poema que se puede leer en la lápida de Jennifer Gibbons. Su hermana gemela, June, lo escribió para despedirse de la que fue durante décadas su único interlocutor. Su sombra hasta que murió en extrañas circunstancias cuando ambas decidieron que una de ellas debía sacrificarse para que la otra pudiera tener una vida normal.

Las “gemelas silenciosas”, como se las conoce popularmente, nacieron el 11 de abril de 1963 en Barbados. Su padre, un técnico de la Fuerza Aérea británica, fue destinado a un destacamento en Gales, y la familia se convirtió en una 'rara avis' de un tranquilo pueblo, Haverfordwest, en el que los emigrantes brillaban por su ausencia.

Las hermanas eran inseparables y se comunicaban en una jerga que casi nadie entendía. Aunque su comportamiento ya era extraño, se volvió del todo anormal cuando empezaron a ir a la escuela galesa. Dado que eran las únicas negras de la clase y solo hablaban entre ellas en su propio lenguaje, fueron el blanco perfecto del acoso escolar, lo que las separó aún más del resto del mundo.

Como cuenta la periodista de 'The Sunday Times' Marjorie Wallace en su libro 'The Silent Twins', el 'bullying' era tal que las gemelas tenían que abandonar la clase antes de tiempo para no sufrir las burlas de sus compañeros a la salida de la escuela. En este tiempo, su lenguaje se volvió más extravagante, hasta que se separó casi por completo del inglés y se convirtió en ininteligible para el resto del mundo. Llegado un punto, las gemelas dejaron de comunicarse hasta con sus padres: solo hablaban con su hermana menor, Rose, que se convirtió en su única conexión con la realidad. Wallace fue, de hecho, una de las pocas personas que lograron hacer amistad con las gemelas pasado este tiempo, en los años ochenta.

Pero su desconexión comunicativa con el resto de la humanidad no era lo más sorprendente de las hermanas. Casi todo el mundo usaba la misma palabra para definir su comportamiento: “zombis”. Ambas efectuaban exactamente los mismos movimientos, como si estuvieran poseídas, y eran prácticamente indistinguibles. Diversos médicos trataron infructuosamente de entablar comunicación con las hermanas, o al menos entender qué pasaba por su cabeza, pero les ignoraban por completo.

A los 14 años, las hermanas fueron separadas en distintas escuelas para fomentar su socialización. El remedio resultó peor que la enfermedad: en cuanto no estaban juntas, entraban en estado catatónico.

Dado que resultaba imposible separarlas y no había forma de comunicarse con ellas, las gemelas tuvieron que quedarse recluidas en casa o, más bien, en su habitación, donde se pasaron años perfeccionando su extravagante relación pero también escribiendo, la única actividad que aparentemente realizaban por separado.

Sus diarios son la única forma de saber qué estaba pasando por su cabeza, y es algo escalofriante. “Nadie sufre como yo, no con una hermana”, apunta June en su diario. “Con un marido, sí; con una mujer, sí; con un hijo, sí; pero esta hermana mía es una sombra negra que me está robando la luz del sol, es mi único tormento”.

Jennifer, que nació 10 minutos después, veía a su hermana mayor como alguien más capacitado en todos los sentidos: más fuerte, más lista, más ingeniosa… Por su parte, June sentía la envidia de su hermana menor: “Ella quiere que seamos iguales. Hay un brillo asesino en sus ojos. Querido Dios, tengo miedo de ella. No es normal… alguien la está volviendo loca. Soy yo”.

Aunque nadie tiene claro en qué se basaba su relación, esta parecía sustentarse en el desprecio mutuo unido al miedo a que una de las dos matara a la otra, algo que, pensaban, podía acabar con ambas. “Nos hemos convertido en enemigos mortales”, asegura Jennifer en su diario. “Sentimos los molestos rayos mortales que despiden nuestros cuerpos, golpeando la piel del otro. Me pregunto a mí misma si puedo deshacerme de mi propia sombra, si es posible o imposible. Sin mi sombra, ¿moriré? Sin mi sobra, ¿obtendré una vida? ¿Seré libre o me dejarán morir? Sin mi sombra, que identifico con una cara de miseria, engaño y asesinato”.

Sus diarios no fueron el único medio en que las gemelas expresaron sus preocupaciones. Ambas representaron desde pequeñas intrincadas obras de teatro con sus muñecos, que solían grabar en cinta para regalárselas a su hermana. Pero, poco después de empezar a redactar sus diarios -cuando se los regalaron en las navidades de 1979, con 16 años-, comenzaron también a escribir novelas.

Las hermanas trataron por todos los medios de publicar sus historias en revistas, y enviaron sus textos a muchas editoriales, pero no tuvieron más remedio que autoeditar sus libros. Algo extraño, dadas las temáticas de los mismos. 'Pepsi-Cola Addict', obra de June, trata sobre un adolescente que es seducido por su profesor y enviado a un reformatorio donde tiene que combatir el acoso de un guardia homosexual. En 'The Pugilist', de Jennifer, un médico trata de salvar la vida de su hijo y para ello mata al perro de la familia para trasplantar su corazón; el espíritu del perro vive en el niño y, al final, se venga del padre. También de Jennifer es 'Discomania', la historia de una joven muchacha que descubre que la atmósfera de una discoteca de su pueblo inclina a los jóvenes a cometer actos violentos.

Quizá debido a su fracaso literario, las gemelas buscaron otra forma de llamar la atención menos etérea: se dedicaron a robar, intentar asfixiarse mutuamente y provocar incendios, una actividad que acabó sentándolas en el banquillo. El juez dictaminó que su conducta antisocial era peligrosa para la sociedad y las envío a una prisión psiquiátrica de alta seguridad, donde fueron diagnosticadas con esquizofrenia.

Las gemelas permanecieron encerradas en el Broadmoor Hospital 11 años, durante los cuales las atiborraron a fármacos antipsicóticos, lo que, claro está, acabó con su carrera literaria -aunque sí siguieron completando sus diarios-. Pese a que las hermanas se pasaban el día drogadas, se encargaron de hacer la vida imposible a sus captores. Había temporadas en que se turnaban para comer: una de ellas se atiborraba y la otra ayunaba por completo. Los enfermeros las castigaban separándolas en celdas distintas, y en extremos opuestos del hospital, y se las encontraban como congeladas en la misma posición durante horas. Pese a esto, ambas empezaron a comunicarse con otras internas, el personal del hospital y su familia.

Fue en estos años cuando Wallace hizo pública la historia de las gemelas y logró entrevistarse con ellas. En Broadmoor las hermanas le contaron que hacía mucho habían llegado a un acuerdo por el cual si una de ellas moría la otra debía empezar a hablar y llevar una vida normal. Durante su estancia en el hospital, comenzaron a creer que, necesariamente, una de las dos tendría que quitarse la vida y, después de discutir durante mucho tiempo, llegaron a la conclusión de que debía ser Jennifer, la hermana pequeña, la que se sacrificara.

“Marjorie, Marjorie, voy a tener que morir”, le dijo Jennifer a la periodista. Cuando Wallace le preguntó por qué, su respuesta fue clara: “Porque lo hemos decidido”.

En marzo de 1993, las gemelas, que tenían ya casi 30 años, fueron trasladadas a la Clínica Caswerl, un hospital mental de menor seguridad en Gales. Cuando llegaron allí, Jennifer no se despertaba. Los médicos la declararon muerta dos horas después. ¿La causa? Miocarditis aguda, una inflamación repentina y letal del corazón.

A día de hoy nadie sabe por qué murió Jennifer. En su día, el director de Broadmoor, Michael Morgan, aseguró que de haber estado alguna enferma no se habría transferido a las gemelas. La autopsia no reveló ningún signo de envenenamiento. Según June, Jennifer simplemente colocó la cabeza sobre su hombro, tomó su último aliento y le dijo: “Por fin estamos fuera”.

Wallace visitó a June unos días después. “Por fin soy libre”, le dijo. “Al final, Jennifer ha dado su vida por mí”. Casualidad o no, su muerte sigue siendo un misterio.

En la actualidad, June lleva una vida relativamente normal. Habla con la gente y se relaciona con su comunidad. En 2000 ofreció una reveladora entrevista a 'The New Yorker', en la que cuenta que quiere casarse y tener hijos con un rasta, como Bob Marley. Desde 2008 dejó de recibir atención psiquiátrica y vive en su propia casa, cerca de sus padres, en el oeste de Gales.


Fuente:

El Confidencial


martes, 5 de abril de 2016

Tenemos el corazón parado durante diez años

A menudo decimos, frente a una sorpresa agradable o desagradable, o un susto, que se nos ha parado el corazón. Esta metáfora adquiere otro significado si tenemos en cuenta que, a lo largo de una vida normal, un corazón efectivamente se para cada cierto tiempo durante un lapso de un segundo. Tanto es así que, si sumamos todas esas paradas, durante una vida se habrá detenido entre 10 y 11 años.

Los ventrículos cardiacos se contraen, se relajan y descansan durante estos breves espacios de tiempo. Ocurre tantas veces como late el corazón.

Otra cosa son los latidos cardíacos ectópicos, que son latidos cardíacos extras o intermitentes, que pueden ser causados o agravados por el tabaquismo, el consumo de alcohol, la cafeína, medicamentos estimulantes y algunas drogas ilícitas.

Cada minuto de cada día del año de nuestras vidas, el corazón late entre 60 y 100 veces. Es el músculo que más trabaja del cuerpo, y también el único que nunca sufre agujetas. Es el único órgano que no sufre cáncer. Cada día genera una energía suficiente para mover un camión durante 32 kilómetros. Con cada contracción envía 70 milímetros de sangre. Al día, hace circular 7.000 litros en 100.000 latidos a una velocidad de 2 kilómetros por hora.


Fuente:
Xataka Ciencia

sábado, 2 de abril de 2016

El lápiz que se convierte en planta

En Dinamarca, jóvenes emprendedores quisieron darle un doble propósito a los lápices de grafito que los niños de antes usábamos en la escuela, ya que en vez de recordamos el pasado pueden convertirse en una linda planta.

La tendencia actual no solo va por dejar de usar lápices, sino que también por no malgastar recursos y producir la menor cantidad de basura posible. Emprendedores daneses crearon el Sprout Pencil para dar respuesta a estos problemas.

Se trata de un lápiz grafito con una goma de borrar en su extremo nada diferente de los lápices comunes, pero la idea es que una vez que vayas a dejar de usarlo lo coloques sobre un macetero y se convierta en una linda planta.

Los creadores del Sprout Pencil pensaron en aquellos lápices que ya tuvieron mucho uso y por ende quedan demasiado cortos para usarlos con facilidad. Por eso en la típica goma de borrar se esconde una cápsula con semillas.

Fabricados con madera de cedro y libre de cualquier tóxico estos lápices no solo se convierten en plantas sino que específicamente en plantas que se pueden comer ya sean hierbas, vegetales o flores que son un placer para el paladar.

El proceso de convertir el Sprout Pencil en una hermosa y deliciosa planta es bastante sencillo, una vez que notes que ya no podrás seguir utilizándolo para su típica función solo requieres un macetero y agua.

Coloca la parte de abajo del lápiz aquella que contiene las semillas en la tierra y agrega agua según las instrucciones. En un plazo de una a tres semanas tendrás una hermosa planta que adorne tu hogar o enriquezca tu alimentación.

Los creadores del Sprout Pencil se preocuparon de crear versiones para todos los gustos y que se pudieran cultivar ya sea dentro o fuera de la casa. Para ello existen 12 variedades entre las que se incluyen tomates cherry, cilantro, lavanda, menta, pimientos verdes, tomillo y albahaca entre otros.

Lo que todos se están preguntando ¿Cuál es el precio de un Sprout Pencil? Una caja con ocho lápices de colores se vende por $ 19,6 dólares mientras que un pack de tres cuesta $ 7,45 dólares, puedes elegir entre diversas flores y vegetales.


Fuente:

Batanga


viernes, 1 de abril de 2016

La montaña más fotografiada del mundo

El pasado mes de julio se cumplieron 150 años de la primera ascensión al Matterhorn (4.478 m). Ésta es la montaña más fotografiada del mundo, y con su pico piramidal perfecto, es también uno de los destino de esquí preferidos.

Situado en el cantón suizo del Valais, se alza sobre el pequeño pueblo de Zermatt que se llena de esquiadores de toda Europa atraídos por sus largos descensos entre bosques, las magníficas vistas y los glaciares de sus cumbres. A Zermatt sólo se llega en tren y es un pueblo totalmente peatonal –solo vemos vehículos eléctricos o caballos–, así que el paseo por sus calles con sus típicas casas de madera y agradables cafeterías es maravilloso.

Desde este pueblo hay varias rutas panorámicas que te llevan hasta Matterhorn Glacier Paradise, la base del Matterhorn, a bordo del teleférico más alto del mundo (3.883 m) o el funicular que sube hasta el mirador de Gornergrat (3.135 m) desde donde vemos el Monte Rosa, el glaciar Gorner, el Matterhorn y otros veintinueve picos de más de 3000 metros de altitud.




Fuente:
www.robbreport.es


domingo, 13 de marzo de 2016

Los lugares abandonados de la NASA

El fotógrafo americano Roland Miller ha pasado los últimos 23 años buscando los lugares que quedaron abandonados tras el final de la carrera espacial. Ha recorrido Estados Unidos y fotografiado las decenas de instalaciones de 12 localidades. Todo con un propósito: documentar la ruina en la que se ha convertido lo que fue, hace cinco décadas, grandioso. Su objetivo ha capturado desde pistas de lanzamiento, propulsores de cohetes hasta fortines espaciales e instalaciones de investigación. La mayoría de estos vestigios de nuestra historia reciente están en bases militares cerradas al público; otros ya han desaparecido. Miller ha recogido todas estas instantáneas en su libro "Abandoned in Place: Preserving America's Space History", publicado el 1 de marzo por la Universidad de Prensa de Nuevo México.

Lanzamiento espacial con un cohete Hermes A-1 (Campo de misiles Arenas Blancas, Nuevo México, 2006)
Propulsor de cohetes en el complejo Gemini (Cabo Cañaveral, Florida, 1991)
Antiguo teleférico en el complejo de lanzamiento Apolo (Cabo Cañaveral, Florida, 2000)
Anillo de lanzamiento en el complejo de la misión Apolo (Cabo Cañaveral, Florida, 1990)
Fortín en el complejo Apolo (Cabo Cañaveral, Florida, 1992)
Sala de limpieza en el refugio universal de medio ambiente (Cabo Cañaveral, Florida, 2006)
Panel de calibre de presión en la sala de control de motores del programa Apolo (Santa Susana, California, 1998)
Catacumbas de la sala de control de motores del programa Apolo (Base de fuerza aérea Edwards, California, 1998)

Fuente:
El País


viernes, 11 de marzo de 2016

Extraño monstruo marino en Acapulco


Una extraña criatura marina que los expertos no aciertan a identificar ha aparecido varada en una turística playa de México. De unos cuatro metros de largo, de color azul grisáceo y de cuerpo blando y con una especie de barba en su contorno, la extraña bestia fue hallada este pasado miércoles por unos bañistas en la playa de Bonfil, en Acapulco, en el estado mexicano de Guerrero.

Turistas y autoridades tomaron muchísimas fotos del monstruo, que rápidamente causó sensación en las redes sociales, donde se empezó a especular sobre a qué especie podría permanecer.

Al parecer, el cuerpo del animal quedó varado en la playa después de ser arrastrado por las fuertes corrientes que han afectado a esa parte de la costa mexicana.

El coordinador de la policía y los bomberos de la zona ha asegurado a los medios locales que el animal no llevaba mucho tiempo muerto, puesto que aún no había empezado a oler a putrefacto. "No tenemos ni idea de qué tipo de animal se trata, pero sí sé que no huele mal, no tiene un aroma fétido", ha explicado el agente.

Algunas personas que han visto al raro animal dicen que podría tratarse de un extraño calamar gigante o bien de un ejemplar de ballena desconocido. Lo que sí que atestiguan es que tiene huesos.


Fuente:
El Periódico

sábado, 5 de marzo de 2016

Malvasía cabeciblanca


La malvasía cabeciblanca (Oxyura leucocephala) es un pato compacto y rechoncho con un característico pico azul.

Es una de las aves acuáticas más amenazadas del mundo, debido a las consecuencias de la desaparición y alteración de los humedales, lo que la llevó al borde de la extinción en la península Ibérica.

Es un pequeño pato buceador, con una voluminosa cabeza, grandes ojos y que presenta un destacado pico abultado, así como una cola larga que normalmente mantiene erguida.

Tiene el plumaje en tonalidades pardas. Presenta un importante dimorfismo sexual, siendo los machos, más llamativos que las hembras en cuanto al color. Éstos presentan gran cantidad de blanco por las mejillas. Además, durante el período reproductor, su pico se vuelve azul celeste. Las hembras tienen una coloración más anodina, con tonos pardos, las mejillas de color chocolate están atravesadas longitudinalmente por una franja parda bajo el ojo. Los pollos y jóvenes presentan un plumaje similar al de las hembras.

Habita en zonas de agua dulces o salobres, a veces en lagunas muy pequeñas, pero siempre con espesa vegetación palustre, entre la que le gusta ocultarse. Cuando se siente amenazada prefiere zambullirse a volar.

En marzo, el macho comienza a cortejar a la pata con diversos movimientos de la cabeza, rozando el agua varias veces con el pico, manteniendo la cola en abanico y nadando alrededor de la hembra.

Se alimenta de moluscos, pececillos, insectos y plantas acuáticas que consigue buceando. Puede sumergirse hasta cinco metros para buscar comida.


Fuente:
Pinceladas de la Naturaleza


Related Posts with Thumbnails