martes, 4 de enero de 2011

Pamukkale, Castillo de Algodón en Turquía


En turco, Pamukkale significa literalmente Castillo de Algodón y es fácil adivinar por qué se le dio ese nombre. Sin embargo, esta maravilla geológica es también el lugar donde estuvo ubicada la antigua ciudad de Hierápolis. Algunas de las antiguas tumbas de la necrópolis de la ciudad se han convertido en parte del paisaje.


El lugar está formado por roca de travertino y aguas termales. El travertino está dispuesto concéntricamente formando una blanca capa, lo que dota al paisaje de un aspecto etéreo. El precipitado de carbonato de calcio de las aguas termales produce extrañas estructuras de aspecto casi orgánico.


Antes de que toda el área fuese declarada Patrimonio de la Humanidad la zona no estuvo exenta de problemas. Se permitía a los vehículos subir y bajar las colinas y se construyeron hoteles en la parte superior de los restos de Hierápolis. Hoy en día está prohibido el acceso a los vehículos y los hoteles fueron demolidos con el fin de recuperar la zona. Se permite el baño en las piscinas de travertino pero no se permite utilizar calzado, ya que se pueden dañar los depósitos.


Las piscinas de travertino están encima de un acantilado, que de lejos parece estar hecho de tiza o que lo hayan blanqueado posteriormente.


Aquí existen diecisiete fuentes termales y la temperatura de sus aguas varía de tibia a hirviendo. El carbonato de calcio se deposita en el travertino, primero como una gelatina blanda que se endurece con el tiempo (de ahí la prohibición del calzado) y que luego pasa a formar parte de la estructura de la roca.


Uno de los espectáculos más curiosos que ofrece Pamukkale es el lugar que ocupaban los edificios antiguos, que han sido sepultados por los depósitos de carbonato de calcio a lo largo de milenios. Hierápolis era una ciudad griega muy popular entre las clases altas del mundo antiguo por sus aguas termales. De hecho, la ciudad no se abandonó del todo hasta finales del siglo XIV.


Aunque ahora esté deshabitada, Pamukkale recibe muchos visitantes cada año que se acercan para disfrutar de sus aguas de manantial y de la belleza natural casi cegadora del lugar.


Lugar extraordinario, en virtud de sus fenómenos naturales excepcionales. Agua profundamente mineralizada, elegantes cascadas de los manantiales y la formación de piscinas y terrazas que son visualmente espectaculares.


Existe una leyenda local que dice que una chica del lugar era tan poco agraciada que nadie quería casarse con ella, y por ello decidió suicidarse. Se lanzó a una de las piscinas naturales de Pamukkale y se transformó en una belleza deslumbrante. Naturalmente, un noble que pasaba por allí decidió casarse con ella y vivieron felices para siempre.


La gente sigue llegando en gran número para experimentar los efectos beneficiosos de las aguas termales, que se dice ayudan a regular la presión arterial, alivian dolencias de piel y ojos y problemas de circulación, entre otros. Sin embargo, muchos otros se acercan simplemente para disfrutar del espectáculo natural que ofrece Pamukkale, el Castillo de Algodón.


Créditos de las imágenes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15

2 comentarios :

  1. Muchas felicidades para este año, dale vida a tus sueños y que la crisis económica
    pase de largo.

    ¡¡Feliz año 2011!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Una maravilla de la naturaleza. Un goce para la vista.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios que contengan enlaces serán eliminados automáticamente.

Related Posts with Thumbnails